Liga Comunidad es un espacio para estar más cerca de ti.

Encuentra todo nuestro contenido.

Epilepsia, mujer y embarazo

Dra. Mónica González
Neuróloga Adultos

Las mujeres con epilepsia tienen dificultades específicas a lo largo de su vida asociadas al efecto de las mismas crisis y a los fármacos que ingieren, afectando su función hormonal y potencialmente su vida sexual y reproductiva. Ante ello que es importante que la mujer conozca y converse este tema con su médico tratante logrando reducir los riesgos de complicaciones a lo largo de su vida.

Anticoncepción:
Las interacciones entre hormonas sexuales femeninas y fármacos antiepilépticos ocurren en ambas direcciones. Cualquier cambio en los niveles de hormonas sexuales internas (propias) o externas (como anticonceptivos, terapia de reemplazo hormonal) pueden afectar la frecuencia de las crisis. Lo más habitual es que el antiepiléptico, acelere el metabolismo de las hormonas, por ejemplo bajando la actividad del método anticonceptivo, lo que aumenta la posibilidad de embarazo. Por otra parte algunos fármacos se ven afectados por las hormonas, reduciendo su nivel plasmático y aumentando el riesgo de crisis.
Es por ello que es importante la adecuada selección del anticonceptivo junto al médico tratante, teniendo en cuenta que es importante que esta conversación se realice con anterioridad a su uso, considerando las características individuales de cada paciente.

Función reproductiva y sexual:
El ovario poliquístico es el desorden endocrinológico más frecuente en mujeres con epilepsia, y se caracteriza por múltiples quistes en los ovarios, ciclos menstrual sin ovulación, aumento de la vellosidad y obesidad.
Aunque la mayoría de las mujeres con epilepsia tiene una vida sexual normal, se ha reportado alta frecuencia de disfunción sexual: menor deseo sexual y menor frecuencia de orgasmo, entre otros. Es importante saber si esta disfunción está asociada a la epilepsia, la terapia y/o la presencia de depresión, para así apoyar a la mujer y darle un tratamiento adecuado.

Embarazo y lactancia:
Aproximadamente el 97% de las mujeres con epilepsia que toman fármacos antiepilépticos tendrán hijos sanos, por lo que es primordial tener en cuenta la importancia de la planificación del embarazo, lo que nos permitirá adecuar la terapia con el objetivo de reducir los riesgos de malformaciones fetales, aumento en la frecuencia de crisis, entre otros.
El uso preventivo diario de ácido fólico, una vitamina para reducir el riesgo de malformaciones congénitas fetales, debe ser mandatorio en toda mujer en edad fértil que esté en tratamiento con fármacos antiepilépticos.

Preguntas y Respuestas
Por: Marcela Díaz, Matrona. Centro colaborador OPS/OMS, Escuela de Obstetricia Universidad de Chile.

¿Por qué es importante planificar el embarazo para una paciente con epilepsia?
Siempre es importante planificar el embarazo, toda mujer debiera embarazarse en las mejores condiciones posibles y particularmente si una mujer tiene una enfermedad crónica, esta debe estar controlada, y si planifica embarazarse, debe ajustar dosis de medicamentos, especialmente en la perspectiva de evitar efectos por posibles malformaciones por los fármacos. Adicionalmente el poder anticipar el uso de acido fólico, es importante para todas las mujeres previo a la gestaciones.

Una vez embarazada. ¿Cada cuánto tiempo debo hacerme control con la matrona?
La OMS recomienda que las gestantes de bajo riesgo, deben controlarse a lo menos cinco veces durante la gestación, sin embargo una mujer con patología debe controlarse, paralelamente con matrona en Atención primaria (consultorio o CESFAM) y con el especialista en el nivel secundario Obstetra y/o Neurólogo, en el caso de la epilepsia, para ir monitorizando la evolución de su condición. En Chile, el esquema de controles utilizado en APS (Atención Primaria de Salud) es controlarse 1 vez cada cuatro semanas hasta la semana 28 de embarazo y posteriormente cada dos semanas hasta las 36 semanas y finalmente semanalmente hasta el momento del parto

¿Si tengo epilepsia es posible tener un parto normal?
El diagnóstico de epilepsia en sí mismo, no es un impedimento para tener un parto normal, lo importante es que la gestación debe estar controlada y evitar complicaciones asociadas a la coexistencia de otras patologías que incrementen el riesgo de una cesárea como vía de parto.

¿Por qué es importante el uso de ácido fólico durante el embarazo?
El consumo de Ácido Fólico recomendado por la OMS es de 400µg (0,4mg) diarios y según las Guías Perinatales del 2015 se debe iniciar la suplementación de ácido fólico 1 mg/día en toda mujer en edad fértil. En el caso de mujeres portadoras de epilepsia , entre otras deben consumir 4 a 5 mg/día, debiendo ser idealmente al menos 6 meses previos a la gestación, con la finalidad de prevenir defectos del Sistema Nervioso, adicionalmente la anemia materna es un problema que aumenta el riesgo de Recién Nacidos de Bajo peso e incrementa las complicaciones en el momento del parto por lo que se recomienda que las embarazadas tomen un suplemento diario por vía oral de hierro equivalente a consumir unos 300mg de Sulfato Ferroso al día.

¿Debo dejar mis medicamentos para amamantar?
Por ningún motivo se debe suspender la medicación durante la lactancia ya que los fármacos antiepilépticos no están contraindicados durante la lactancia, por lo que se debe estimular la Lactancia Materna Exclusiva. Es muy riesgoso dejar de tomar los medicamentos ya que estos deben mantenerse en niveles plasmáticos terapéuticos para poder tener un efecto clínico, evitando así las crisis epilépticas.

Más temas